Cómo Llevar Adelante la Planificación de un Proyecto Hotelero: Desde la Idea a la Realidad | Por Daniel Soria

imagen-destacada-Como-Llevar-Adelante-la-Planificacion-de-un-Proyecto-Hotelero.png

La planificación de un proyecto hotelero no es una tarea imposible.

O una tarea digna de unos pocos elegidos.

Desarrollar un proyecto hotelero es como embarcarse en un viaje hacia la creación de un espacio que cautivará a los viajeros y les brindará una experiencia única. Desde la idea inicial hasta la gran inauguración, cada paso es crucial para el éxito de tu proyecto.

En este artículo, te mostraré los pasos necesarios de la planificación de un proyecto hotelero y te brindaré información valiosa sobre cómo llevar a cabo cada etapa.

Si alguna vez has soñado con ser parte de la industria hotelera, veamos cómo puedes hacerlo realidad.

La planificación de un proyecto hotelero

1. Idea Inicial

Todo comienza con una idea. La pregunta inicial es, ¿por qué decidimos aventurarnos en el mundo de los hoteles? ¿Cuál es nuestra motivación detrás de esta inversión? Definir nuestros objetivos y expectativas iniciales es el primer paso esencial. ¿Buscamos una inversión a largo plazo o deseamos crear un exclusivo hotel boutique? Esta idea inicial será la base para el resto del proceso.

Una vez que hemos establecido nuestra idea, es fundamental visualizar cómo se materializará. La imaginación y la creatividad son nuestros aliados en esta etapa. ¿Qué tipo de experiencia deseamos ofrecer a nuestros futuros huéspedes? ¿Qué nos hará destacar en un mercado hotelero competitivo? Esto no es solo un ejercicio de planificación, sino también una oportunidad para definir la identidad y el propósito de nuestro proyecto.

2. Estudio de Mercado Hotelero

El siguiente paso es llevar a cabo un estudio de mercado exhaustivo. Debemos comprender la demanda y oferta en la zona donde planeamos desarrollar el hotel. ¿Quiénes son nuestros competidores? ¿Cuál es la tasa de ocupación promedio en la región? ¿Cuáles son sus tarifas? Este análisis nos ayudará a determinar si existe un mercado viable para nuestro proyecto y a ajustar nuestra estrategia en consecuencia.

En este punto, es esencial recopilar datos precisos sobre la industria hotelera local y regional. ¿Cuál es la demanda de alojamiento en la zona? ¿Cuál es la temporada alta y baja? ¿Qué segmentos de mercado debemos apuntar? Un análisis minucioso nos proporcionará información valiosa para tomar decisiones informadas.

3. Análisis de Viabilidad Técnico-Financiera

La viabilidad técnico-financiera es el tercer paso de la planificación de un proyecto hotelero. Este análisis es un aspecto crucial de nuestro proyecto. Aquí, evaluamos si es factible desde el punto de vista financiero y técnico. Consideramos el presupuesto necesario para la construcción, operación y mantenimiento del hotel. Además, analizamos los posibles riesgos y recompensas del proyecto.

El análisis técnico se centra en la viabilidad de la construcción. ¿Cuál es el alcance de la obra? ¿Qué permisos y licencias serán necesarios? ¿Es viable desde el punto de vista de la infraestructura y los recursos disponibles en la zona? Un análisis detallado nos ayudará a anticipar posibles obstáculos técnicos y financieros.

Por otro lado, el análisis financiero debe ser detallado y realista. Deberíamos considerar el costo de adquisición del terreno, los gastos de construcción, los costos operativos recurrentes (como salarios, mantenimiento y suministros), los impuestos y las tasas, así como los ingresos proyectados. Esto nos permitirá estimar el punto de equilibrio y el plazo para alcanzarlo.

Aquí es donde calculamos la Tasa Interna de Retorno (TIR) y el Valor Actual Neto (VAN) para evaluar si el proyecto es financieramente viable.

  • La TIR es una medida que indica la rentabilidad de tu inversión. En pocas palabras, es el porcentaje de ganancia que puedes esperar obtener a lo largo del tiempo. Un valor de TIR alto es un indicativo de que tu proyecto es financiera y económicamente sólido.
  • El VAN, por otro lado, representa el valor actual de los flujos de caja futuros descontados a una tasa de interés adecuada. Un VAN positivo significa que tu proyecto generará más ingresos de los que inviertes, lo cual es un buen indicio de viabilidad.

Es importante recordar que estos cálculos deben basarse en proyecciones realistas de ocupación, tarifas y gastos operativos.

4. Selección de la Marca Hotelera

La elección de la marca hotelera es un paso crucial en la planificación de un proyecto hotelero. Las marcas hoteleras aportan reconocimiento y confianza a tu hotel, lo que puede ser esencial para atraer a los huéspedes. Además, las marcas a menudo ofrecen sistemas de reservas, programas de fidelización y apoyo en marketing que pueden ser beneficiosos.

Sin embargo, ten en cuenta que las marcas hoteleras cobran una serie de fees al propietario. Estos pueden incluir tarifas de gestión, tarifas de marketing y tarifas de reserva. Es importante entender estos costos y cómo afectarán la rentabilidad de tu proyecto. En este link te explico cómo llevar adelante el proceso de la selección de la marca.

Al seleccionar una cadena hotelera para tu proyecto, debes estar al tanto de los diversos fees que cobran al propietario. Estos fees pueden incluir:

  • Fee de Franquicia: Este es un cargo inicial que se paga por el derecho de utilizar la marca y su sistema de reservas. Es una inversión en la reputación y reconocimiento de la cadena.
  • Royalties: Estos son pagos continuos que se hacen como un porcentaje de los ingresos brutos del hotel. Los royalties son una parte importante de los ingresos de la cadena hotelera y generalmente oscilan entre el 3% y el 6% de los ingresos.
  • Fee de Marketing y Publicidad: Las cadenas suelen cobrar un porcentaje de los ingresos para financiar las campañas de marketing y publicidad a nivel nacional e internacional. Esto contribuye a promover la marca y atraer a más huéspedes.
  • Otros Cargos: Dependiendo de la cadena, puede haber otros cargos, como porcentaje de los ingresos por alimentos y bebidas o cargos por servicios de reservas en línea.

Es importante entender estos fees y cómo afectarán la rentabilidad de tu proyecto antes de firmar un contrato con una cadena hotelera.

5. Definición del Producto Hotelero

Una vez que tienes claro que tu proyecto es financieramente viable, y cuentas con una Franquicia es hora de avanzar en el desarrollo del diseño. En esta etapa, trabajarás codo a codo con la cadena hotelera que hayas seleccionado, así como con sus arquitectos e ingenieros.

La definición del producto hotelero se refiere a la conceptualización del hotel. Aquí es donde determinamos el tipo de hotel que será, el número de habitaciones (de acuerdo al Estudio de Mercado), las instalaciones y servicios que ofrecerá, y el enfoque general de la experiencia del cliente.

El desarrollo de diseño se realizará en colaboración con la cadena hotelera seleccionada. Sus arquitectos e ingenieros trabajan en la planificación y el diseño de las instalaciones para garantizar que cumplan con los estándares de la marca y las expectativas de los huéspedes.

La colaboración con la cadena hotelera es fundamental para asegurarte de que el diseño cumple con los estándares y requisitos de la marca. Cada cadena tiene sus propias especificaciones de diseño y estándares de calidad que deben cumplirse. Además, trabajar en conjunto desde el principio garantiza una integración fluida de la visión de la marca en todo el proyecto.

6. Selección del Operador Hotelero

El operador hotelero es responsable de la gestión diaria del hotel. Esto incluye la contratación y formación del personal, la gestión de reservas, la planificación de eventos y la promoción del hotel. La elección del operador es una decisión crítica, ya que afectará en gran medida la eficiencia operativa y la rentabilidad del hotel.

Además de los fees de las cadenas hoteleras, también debes considerar los fees del operador hotelero que elijas. Dos de los fees más comunes son el «Basic Fee» y el «Incentive Fee». Ambos fees deben ser negociados y acordados en el contrato con el Operador.

  • Basic Fee: Es un porcentaje de los ingresos brutos del hotel que el operador recibe como compensación por sus servicios. Este fee cubre la administración diaria del hotel, incluyendo la gestión del personal, las operaciones y la comercialización.
  • Incentive Fee: Este fee es un incentivo para el operador. Se calcula como un porcentaje de los ingresos brutos que superen cierto umbral. Es una forma de motivar al operador para maximizar los ingresos y la rentabilidad del hotel.

Conocer estos fees y cómo se estructuran es fundamental para establecer una relación clara y beneficiosa con el operador.

Conclusión

Estos son los 6 pasos que se requieren para iniciar la Etapa 1 de un desarrollo hotelero, al que estamos llamando la “planificación del proyecto hotelero”.

Llevar adelante este tipo de proyectos es un desafío emocionante que requiere planificación cuidadosa y ejecución experta. Desde la idea inicial hasta la selección del operador hotelero, cada paso es crucial para el éxito de tu proyecto. Como especialista en desarrollos hoteleros, estoy dispuesto a guiarte en cada etapa del camino y ayudarte a tomar decisiones informadas. Si deseas comenzar tu viaje en la industria hotelera o expandir tus inversiones actuales, no dudes en contactarme. Estoy listo para ser tu asesor y brindarte la orientación que necesitas. Contáctame a dsoria@valoragregado.com.pe y comencemos a convertir tu visión en una realidad en el mundo de los hoteles.

Con el enfoque adecuado y la pasión por la hospitalidad, puedes lograr el éxito en el emocionante mundo de los hoteles. ¡No esperes más para comenzar tu viaje!

Daniel Soria
Director
Valor Agregado en Desarrollos Inmobiliarios
https://www.linkedin.com/in/danielsoria/




Otros artículos publicados de Daniel Soria

scroll to top